Content on this page requires a newer version of Adobe Flash Player.

Get Adobe Flash player

¿Qué comparten distintas generaciones en el trabajo?

Mucho se ha escrito de las diferencias entre los Baby Boomers, la Generación X y los Millennials (o Generación Y) y los ya Generación Z, pero ¿en qué se parecen?

Las empresas suelen tener empleados y colaboradores de todas las edades, por lo que es conveniente saber cómo se comportan los diferentes colectivos de edad en el entorno laboral.

Pero, ¿te has preguntado que comparten estos grupos de edad cuando están unidas en un mismo trabajo?

Antes de encontrar ese punto en común, hablemos de cada grupo a detalle:

-Baby Boomers. Son profesionistas dedicados, adictos al trabajo y con resistencia al cambio y al nuevo contexto. Ocupan puestos directivos en las empresas y tienen de 50 y 65 años.

-Generación X. Son empleados reflexivos, abiertos a nuevas propuestas y que tienen la capacidad de trabajar tanto con herramientas análogas como digitales. Su edad promedio es de 45 años.

-Generación Y. Apenas rebasan los 30 años y se identifican por una resistencia al compromiso, son dispersos y necesitan un guía.

-Generación Z. Son los más jóvenes. Llamados nativos digitales.

Cada una de las generaciones tiene cualidades propias, que le permiten identificarse y adquirir valor.

Los Baby Boomers son leales a las empresa; los mejores en construir una visión y, lógicamente, quienes posee mayor experiencia. Por su parte, la Generación X suma el pragmatismo; la concepción del trabajo de equipo; el carácter emprendedor y la iniciativa. En la unión de ellas existe el respeto por las figuras de autoridad. Ambas generaciones asumen la misma de forma natural.

Los jóvenes, ágiles, autónomos y creativos comparten con sus más próximos la noción de que hay una vida más allá del trabajo y es necesario su equilibrio.  Y con los más experimentados comparten nada menos que los ideales. Esta comunión se constituye en el lazo más sólido para apalancar el entendimiento y la conversación entre ellos.

Finalmente, lo que une a las personas de diferentes edades que conviven bajo la misma compañía son:

-El valor otorgado a la comunicación.

-El entusiasmo por ser parte de… 

-La necesidad de ser reconocido.

Hoy más que nunca se impone adaptarse activamente a los cambios, que el ingreso de los jóvenes a las empresas supone. Para ello resulta indispensable que conozcamos las diferencias pero que sobre todas las cosas, avancemos con sus similitudes.

La principal cuestión a considerar para la obtención de un diagnóstico válido y riguroso de la gestión de los recursos humanos en la empresa, que permita la posterior implantación de un Plan acorde con los objetivos estratégicos de la misma, se basa en analizar previamente su cultura organizativa y sus comportamientos asociados. Cuenta con nosotros! D2.