Content on this page requires a newer version of Adobe Flash Player.

Get Adobe Flash player

¿Cómo alinear los esfuerzos de todo un equipo detrás de los objetivos de la empresa?

Liderar y motivar a la gente genera el clima adecuado para que todo el equipo de trabajo esté enfocado en llevar a la empresa al próximo escalón.

Pocas cosas ocurren sin que alguien las planifique e impulse; pensá qué querés y cómo vas a lograrlo. Ése es tu principal rol como líder de tu proyecto, empresa o emprendimiento, no importa su envergadura. Fijá objetivos, trazá estrategias y trabajá para llevarlas a cabo.

Da propósito a tu proyecto. ¿Para qué trabajamos? La trascendencia y el sentido de lo que hacemos puede perderse en el día a día, entre problemas, trámites. Tené presentes la “misión” y “visión” de tu proyecto y transmitilas a los que te rodean.

Tu esfuerzo y el de tu equipo, proveedores, asesores y otros colaboradores es el motor que impulsa negocios; ocupate de alimentarlo. El liderazgo genera esfuerzos extraordinarios, a partir del sentido de pertenencia, el reconocimiento y las buenas relaciones personales.

No hay una sola forma de liderar; encontrá la tuya. A diferencia de un gerente, que se basa en recompensas y castigos, y sigue metodologías tradicionales, un buen líder es capaz de influenciar en las personas que lo rodean, de diversas maneras.

Desarrollá tu propio estilo de liderazgo sin dejar de adecuarte a las personas que te rodean. No se logra de la misma forma el apoyo de un proveedor experimentado que el de un joven en su primer empleo. Sé flexible para adaptarte a diversas visiones y realidades.

Creá estructuras y organizá los recursos para que los equipos puedan lograr sus metas. No basta con el convencimiento y la motivación para alcanzar resultados. Tu rol como líder debe tener una cuota de organización de los tiempos, equipos y materiales para que las personas puedan trabajar.

Establecé relaciones valiosas. El liderazgo efectivo implica una verdadera preocupación por la gente. Llevarse bien, ser accesible, respetar y valorar a los que te rodean potencia tus posibilidades.

Preocupate no sólo por los resultados, sino por la satisfacción del equipo. Si te enfocás en los resultados a corto plazo, podés comprometer el futuro. Asegurate de que las personas que trabajan con vos valoren su trabajo y tu liderazgo.

Creá líderes a tu alrededor. Transmitir el espíritu de liderazgo y colaboración a tu gente te permitirá, por un lado, retener talentos; y, por otro, prepararte para hacer crecer el negocio apoyado en gente capacitada y motivada.

Hacé del liderazgo parte de tu diferenciación. Para una empresa, la motivación y satisfacción de su equipo, así como la imagen positiva de sus líderes, pueden convertirse en herramientas clave para diferenciarse de la competencia.

Fortalecer e incrementar la productividad y competitividad de nuestros clientes brindándoles los recursos y herramientas necesarias que les permitan cumplir sus metas empresariales es nuestra misión.

 

D2. De a dos... es más fácil!